martes, 23 de junio de 2009

Bea y las micromagnitudes


Lo que más no seduce de Bea es que sonríe ante su miedo escénico. Creemos que Bea le tiene pánico a la hoja en blanco, o en sepia, o en ocre... Horror vacui, lo llamaban. Miedo al vacío, pero Bea sonríe, Bea es una sonrisa peremne desde que entra en el estudio, mediada la mañana y con el sol en la punta de espada de las claraboyas.
Su último trabajo queda pormenorizado aquí, a la izquierda. Fijaos en el primer boceto. Bea empieza los dibujos con la calculadora en la mano. Puede tirarse una mañana o mañana y media haciendo cálculos. Bea necesita pormenorizarlo todo, empezar con sus cuarteles de invierno bien asentados. Creemos que no tendría precio para dirigir una batalla y eso es lo que más nos preocupa, porque, de momento, Bea hace de sus dibujos una fiera labor de estratega y nos empeñamos en que disfrute desde el principio. Le pasa un poco como a Lola. Aún no han llegado a ver el ángel del mediodía que vive en sus manos, el dulce eslabón perdido que anida entre el fondo y la forma, la delicia de romper una mirada con un sólo gesto de sus dedos. Aquí tenéis su último trabajo. Sois muy quién para juzgarlo. Está claro (y aquí está la muestra) que compensa el es fuerzo. Sólo le queda empezar a dar mandobles a diestro y siniestro con el violeta de marte, que tanta gracia le hace.
Hoy, Lola y Bea han hecho una doméstica carta de colores sobre un folio. El color y su referencia, para comprar sin miedo a repetirse. Nos encantan estas mañanas, estas micromagnitudes. Nos encanta desentrañarle todo el sentido, toda la sensibilidad a estas personas tan queridas que, poco a poco, van haciendo posible el milagro.

8 comentarios:

psique dijo...

NO encuentro problema en su método. La estrategia minimilista nos depara el resultado de una obra exquisita y no por ello exenta de frescura. Es evidente que el resultado es lo que queda y lo que percibimos, el hecho de una mayor expontaneidad constructiva o un trabajo casi de orfebre no da ni quita calidad si el duende del artista la tiene, y si su trabajo observa los condicionantes del buen gusto y el mejor hacer. Y creo que es el caso, Bea nos deja una obra llena de duende, magia y frescura que denotan el buen hacer de la mano que esgrime el pincel.

Felicidades.

Un beso

naná dijo...

creo que me estoy enganchando a este blog... en serio.
cada maestrillo tiene su librillo que decía unos de los primeros profesores que tuve en la universidad...
si sonríe es que disfruta... y los resultados a mi me han encantado...
me encantan las fotos que muestran el proceso...
muchos besos

15 estudio casa del pavo dijo...

Psique, nosotros tampoco lo encontramos. No obstante sabemos, que sea cual sea la línea de búsqueda, en la pintura, lo importante, lo primero, lo del medio y lo último, es el goce estético, el primer golpe, el creerse un poco como Dios creando, no sólo a Adán, sino al mismo Miguel Angel. Tanto Bea como Lola están muy cerca de hacerlo realidad y ese es nuestro empeño.
No pretendemos hacer orfebrería, nada más lejos, pretendemos, y puede que resulte prepotente, enseñar, en la medida en que nosotros la entendemos, el camino de la libertad plena, sin ambajes. La obra de joyero puede tenerla cualquiera un poco avezado y paciente. La obra del creador es más compleja y pasa por abrir las puertas al campo del alma. En eso estamos.
Gracias por tu comentario y por tus ánimos, mi querida galleguiña.

Naná: nos encanta ese enganche. Bea sonríe porque es de natural risueña, pero sonríe también porque empieza a reconocerse en sus hallazgos, en eso tienes razón. Ahora está con una Menina. Se pasó la mañana pintando el fondo, pozo de misterio y cortinas. Difícil lo de las "veladuras" con pastel, pero saldrán.
Muchos besos y muchas gracias.

Rubentxo dijo...

La leche!
Viendo el resultado final, ¡vivan esos cálculos!

15 estudio casa del pavo dijo...

¡Cona, el gran Rubentxo!...
Lo que venimos a decir y lo queremos es que se consigan las mismas cosas sin tanto esfuerzo. Somos nosotros los que vemos padecer y nuestra misión, evitar el padecimiento. Queremos hacer ver la luz, en la medida de lo posible, con un simple gesto. En eso estamos, amigo. Un abrazo muy fuerte y haz escala en Alcoy en alguno de tus viajes. Un abrazo.

david dijo...

ME HAN HABLADO DE TU ARTE, PERO NI PUNTO DE COMPARACION CON LO QUE ACABO DE VER, QUE MANERA DE TRANSFORMAR BOCETOS EN VERDADERAS OBRAS DE ARTE.
¡¡¡¡¡ENHORABUENA¡¡¡¡¡ SIGUE ASI
MONICA

Lola dijo...

Bea, ets la reina dels plecs, com ja t'ho he dit moltes vegades i ací ha quedat demostrat. Al blog encara es veu més bonic.
Hi ha una frase teua molt característica que dius molt a sovint: "Jo sóc fan..."."Nosaltres també som fans teus", del teu somriure, de la teua alegria, de la teua il.lusió.
Avant! Tu pots amb tot!
Lola

Lola dijo...

Bea, ets la reina dels plecs, com ja t'ho he dit moltes vegades i ací ha quedat demostrat. Al blog encara es veu més bonic.
Hi ha una frase teua molt característica que dius molt a sovint: "Jo sóc fan...". "Nosaltres també som fans teus", del teu somriure, de la teua alegria, de la teua il.lusió.
Avant! Tu pots amb tot!